Planta de reciclaje de Plastic Energy
SUSTENTABILIDAD

Reciclaje avanzado: el futuro de la circularidad del plástico

Sealed Air invierte en tecnologías avanzadas para garantizar más y mejores opciones para el reciclaje del plástico.

Desplazarse hacia abajo

 

Cierre del ciclo del reciclaje

La propia naturaleza del plástico flexible (ser ligero, fuerte y maleable) es exactamente lo que hace que sea más difícil de reciclar que los materiales rígidos como las botellas de PET o los envases de leche de polietileno. La mayoría de las instalaciones de reciclaje modernas utilizan un proceso conocido como “reciclaje mecánico”, en el que los plásticos rígidos usados se suelen clasificar, limpiar, triturar, fundir y, luego, se vuelven a formar en gránulos de plástico. Si bien los plásticos flexibles a menudo acaban en las instalaciones de reciclaje, no se reciclan allí, si es que acaso se reciclan. 

 

Más plástico no debería significar menos reciclaje

En un momento en que el envase de plástico se está tornando cada vez más esencial para el comercio global, la cantidad de plástico que se recicla por año está bajando. Las condiciones del mercado para los plásticos mecánicamente reciclados continúan siendo débiles y las instalaciones de reciclaje están cerrando bajo la presión de ser rentables. Hoy en día, en todo el mundo, se recicla tan solo alrededor del 14 % de todo el plástico, y la mayor parte se limita a estructuras rígidas como las botellas de agua de PET y los envases de leche de HDPE.

Por lo general, las instalaciones de reciclaje mecánico no procesan el plástico flexible por la misma naturaleza por la que lo necesitan, es decir, por ser resistente y ligero, lo que significa que los materiales como las películas y las bolsas se envuelven en las pantallas de clasificación y pueden obstruir la maquinaria. Cuando esto sucede, el procesador se ve forzado a interrumpir las operaciones hasta haberse desecho de la obstrucción, una tarea que supone un peligro ocupacional para los empleados y que provoca una pérdida de productividad y ganancia diaria.

 

De lo lineal a lo reciclado a lo circular

Por lo general, el plástico mecánicamente reciclado tiene un ciclo negativo, lo que significa que sus características de rendimiento no son las mismas que las de los materiales vírgenes, por lo que no puede regresar a su uso o función originales. Esto también significa que la mayoría de los plásticos sólo se pueden someter a este tipo de reciclaje una o dos veces, de modo que incluso el plástico reciclado puede terminar en el vertedero.

Los plásticos flexibles tienen una función crítica en el envase, por eso debemos saber cómo podemos equilibrar las crecientes demandas del comercio global con la necesidad de abordar las limitaciones de nuestra infraestructura de desechos. La solución está más cerca de lo que pensamos: un proceso denominado “reciclaje avanzado”, también conocido como “reciclaje químico”, una nueva tecnología que transforma los plásticos de todo tipo en plástico circular con las mismas propiedades de rendimiento que su estado original. 

 

Un nuevo comienzo

El reciclaje avanzado es una nueva tecnología prometedora que está en un proceso de crecimiento a escala. En este momento, la mayoría de los programas son pequeños o regionales, donde los consumidores llevan los materiales a puntos de entrega específicos como tiendas minoristas o de comestibles. Luego, el plástico de estos puntos de entrega se recolecta, clasifica, consolida, embala y transporta a una instalación de reciclaje avanzado.

Allí, el plástico se disuelve y descompone con calor hasta obtener su componente químico básico, que suele ser en forma de petróleo. Este aceite, a su vez, se puede usar de manera muy similar al crudo de petróleo virgen en el proceso para crear plástico nuevo. El reciclaje avanzado no solo puede aceptar una amplia gama de envases de plástico flexible, sino que el producto obtenido iguala la seguridad y el rendimiento de los materiales plásticos vírgenes, sin el uso de nueva materia prima de petróleo.

El plástico puede someterse al proceso de reciclaje avanzado una y otra vez sin que se degrade el rendimiento del material, incluso hasta el punto de ser apto para el contacto con los alimentos. Es por eso que consideramos que el reciclaje avanzado representa el futuro del envase sustentable en una economía circular. Todavía tenemos mucho camino por delante y, por eso, Sealed Air está invirtiendo en proyectos de tecnología de reciclaje avanzado.

 

Gráfico que muestra el envase de plástico circular

Ser parte de la solución

En agosto de 2020, Sealed Air anunció una inversión de capital en Plastic Energy Global, una empresa que busca ampliar el acceso al reciclaje avanzado en todo el mundo por medio de la construcción de 50 instalaciones nuevas en el transcurso de los próximos 10 años. Con el objetivo de procesar 300 000 toneladas de desperdicios plásticos para 2025, Plastic Energy ofrece una plataforma de tecnología que permitirá mantener el plástico alejado de los vertederos de forma significativa, además de brindar materia prima para la creación de plástico sin necesidad de usar petróleo nuevo.

En Sealed Air, sabemos que, si bien el plástico flexible continúa siendo la mejor opción para una variedad de aplicaciones de envase, reducir los desperdicios plásticos es un problema que no se puede resolver sin ideas nuevas y tecnologías innovadoras. Queremos obtener plásticos reciclados más limpios, más viables y mejores para colocar en nuestros productos, para que nuestros clientes puedan ofrecerlos en los suyos. Por eso, estamos actuando en consecuencia con inversiones en medios para empezar a cerrar el ciclo.