Máquina de envases listos para el lineal para productos cárnicos
ENVASADO DE ALIMENTOS

Un menor número de puntos de contacto tranquiliza a los consumidores

Desplazar abajo

11 de enero de 2021

Los patrones de compra y uso de los consumidores solían ser bastante predecibles, pero ahora se ven expuestos a incertidumbres y cambios. Las dudas de los consumidores sobre una posible contaminación durante la manipulación están derivando en la necesidad de limitar al máximo los puntos de contacto en la cadena de suministro.

Justo ahora, resulta difícil saber con exactitud qué depara el futuro a los grandes distribuidores del sector de la alimentación, pero es probable que el envase listo para el lineal desempeñe un papel fundamental para ayudar a los procesadores y grandes distribuidores a estar preparados cuando llegue el momento.

Los envases de productos cárnicos listos para el lineal cumplen los estándares de manipulación y seguridad alimentaria del USDA.
 

Toda la carne para consumo público de los Estados Unidos (salvo el pescado y el marisco) debe someterse a la inspección del Departamento de Agricultura de EE. UU. (USDA), y las plantas de envasado y procesamiento cárnico están sujetas a estas inspecciones. Los inspectores del USDA contribuyen a garantizar todos los parámetros, desde la salud y el tratamiento humano de los animales vivos hasta la higiene de las operaciones de procesamiento, la clasificación y el etiquetado de los productos.

La carne en un envasado de alimentos llega a la tienda tras ser inspeccionada por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) y lista para ser colocada en la estantería: hecha porciones, envasada y con un número de establecimiento que identifica la instalación donde se ha procesado. Para manipular las carnes listas para el lineal no se requiere mano de obra cualificada. Por tanto, el envasado de alimentos no solo proporciona una capa adicional de seguridad para los clientes al proceder de un establecimiento regulado, sino que también reduce la cantidad de carne cruda que se manipula en la tienda, lo que disminuye las posibilidades de generar una contaminación cruzada y el deterioro acelerado debido a la oxidación.

Los materiales usados para envasar carne lista para el lineal se diseñan para aumentar al máximo la protección y prolongar la vida útil, la frescura y el sabor. Las tecnologías de envasado de alta calidad, como los films barrera, el sellado en vacío o las atmósferas modificadas, pueden garantizar la frescura hasta el doble de tiempo que en las carnes que se dejan en las bandejas del bufé. Para algunos comerciantes, eliminar la operación de envasado y corte de producto fresco en el establecimiento puede suponer la liberación de espacio de almacenamiento en frío útil para otras necesidades, como entregas de productos perecederos comprados a través de comercio electrónico.

 

Gráfico con estadísticas de las compras de alimentos en Internet
LA COMPRA SIN CONTACTO EN INTERNET CONTINÚA

El envase de producto cárnico listo para el lineal llega sellado, catalogado y con la fecha estampada desde las plantas de los procesadores inspeccionadas por el USDA. En el establecimiento no tiene que realizar más operaciones de corte, reenvasado ni manipulación. Así, se contribuye a limitar los puntos de contacto, lo que a su vez alivia las preocupaciones del consumidor sobre la contaminación cruzada y la exposición.

Con las restricciones sociales de la pandemia aún vigentes, comprar manteniendo la distancia y limitar los puntos de contacto son factores clave para la nueva forma de comprar de los consumidores.