Give us a call
Cargador KSE Wallbox para vehículos eléctricos
Caso práctico de cliente

KSE supera las expectativas con el embalaje de retención Korrvu®

Acerca de KSE

Desde el desarrollo a la producción, KSE colabora con los fabricantes de automóviles con el objetivo de desarrollar tecnologías de automoción que abarcan desde sistemas de aparcamiento hasta dispositivos de carga. Visite https://www.kse-gmbh.com/ para más información.

 

El reto


Un nuevo cargador para vehículos eléctricos (VE) desarrollado por KSE requería una solución de embalaje personalizada que respondiera a las variadas expectativas de los clientes y requisitos de funcionamiento.

La compra de un cargador para vehículos eléctricos forma parte de la experiencia mucho más amplia del consumidor de comprar un vehículo eléctrico. Para la mayoría de las personas se trata de un momento especialmente importante y emocionante que está motivado por la sostenibilidad y la tecnología. Por tanto, era esencial que el embalaje del nuevo cargador KSE Wallbox respondiera a las expectativas tanto de fabricantes de automóviles como de los consumidores y por esa razón el embalaje incorporó materiales reciclables.

Además del respeto al medio ambiente, KSE también sabía que su solución de embalaje debía exponer y contener perfectamente cada unidad de carga, al tiempo que debía ser fácil de abrir.

Cargador de pared KSE para vehículos eléctricos con embalaje korrvu
Cargador KSE Wallbox para vehículos eléctricos

Solución

Los servicios de diseño de embalajes de Sealed Air llevaron a cabo varias pruebas para determinar una solución de embalaje que ofreciera una máxima protección con un mínimo uso de materiales. El embalaje de retención Korrvu® marca SEALED AIR®  consiguió cumplir los criterios de prestaciones especificados por KSE, al tiempo que cumplían sus objetivos de sostenibilidad deseados.

El embalaje de retención Korrvu® está fabricado de una combinación de cartón corrugado con 50% de contenido reciclado y un film flexible ultrafino. El film flexible transparente envuelve eficientemente el vidrio frontal del cargador, reteniéndolo y protegiéndolo de potenciales abrasiones durante el transporte.

El rendimiento y la claridad del film permiten asimismo que el cargador esté perfectamente colocado y a la vista cuando se entrega al consumidor, que solo tiene que sacarlo fácilmente de la caja y reciclarla en el contenedor de recogida correspondiente (donde esté disponible este servicio).

KSE pudo integrar fácilmente el embalaje en su línea de fabricación en un tiempo mínimo, ocupando poco espacio y sin consumir recursos.


“Nos sentimos orgullosos de la ingeniería electrónica de alta calidad y precisión que ofrecemos y la solución de embalaje Korrvu® se caracteriza igualmente por lo mismo”.

Patrick Niefnecker, Project Leader en KSE


Resultado
 

  • Mayor sostenibilidad al usar materiales de embalaje reciclables
  • Automontaje que permite ahorrar espacio de almacenamiento
  • Mayor velocidad de empaquetado
  • Un embalaje de tamaño reducido ahorra costes de transporte y logística
  • Presentación de alto impacto que responde a las expectativas del cliente
     

¿Desea más más información sobre nuestras soluciones?

Cargador KSE Wallbox para vehículos eléctricos